Oglala, South Dakota. Wounded Knee 1890-1973

https://www.reddit.com/r/dataisbeautiful/comments/ipb5q4/oc_poverty_rate_in_the_united_states_2018/
What is that black spot in south-south Dakota?

The county’s per-capita income makes it the poorest county in the 50 states and District of Columbia. (28 county-equivalents in the U.S. territories are poorer). Oglala Lakota County is the only dry county in South Dakota.

https://en.wikipedia.org/wiki/Oglala_Lakota_County%2C_South_Dakota

The Wounded Knee Massacre, also known as the Battle of Wounded Knee, was a domestic massacre of nearly three hundred Lakota people, by soldiers of the United States Army. It occurred on December 29, 1890

https://en.wikipedia.org/wiki/Wounded_Knee_Massacre

The Wounded Knee Occupation began on February 27, 1973, when approximately 200 Oglala Lakota and followers of the American Indian Movement (AIM) seized and occupied the town of Wounded Knee, South Dakota, on the Pine Ridge Indian ReservationPaul Manhart S.J. and ten other residents of the area were apprehended at gunpoint and taken hostage. The protest followed the failure of an effort of the Oglala Sioux Civil Rights Organization (OSCRO) to impeach tribal president Richard Wilson, whom they accused of corruption and abuse of opponents. Additionally, protesters criticized the United States government’s failure to fulfill treaties with Native American people and demanded the reopening of treaty negotiations to hopefully arrive at fair and equitable treatment of Native Americans.

Oglala and AIM activists controlled the town for 71 days while the United States Marshals ServiceFBI agents, and other law enforcement agencies cordoned off the area.

Afterward AIM leaders Dennis Banks and Russell Means were indicted on charges related to the events, but their 1974 case was dismissed by the federal court for prosecutorial misconduct, a decision upheld on appeal

https://en.wikipedia.org/wiki/Wounded_Knee_incident

La verdadera historia de la muerte de Francisco Franco (1960) – Max Aub


Ignacio Jurado Martínez nació en El Cómichi, congregación del municipio de Arizpe, en el estado de Sonora, el 8 de agosto de 1918. Tres años después, la familia bajó al ejido del Paso Real de Bejuco, en el municipio de Rosamorada, en Nayarit. De allí, cuando la mamá enviudó por un “quítame estas pajas”, se trasladaron –eran cinco hijos– a la villa de Yahualica, en Jalisco. Al cumplir los ocho años, Ignacio se largó a Guadalajara donde fue bolero hasta que, a los quince, se descubrió auténtica vocación de mesero. Un lustro después entró a servir en un café de la calle del 5 de Mayo, en la capital de la República.

Sigue leyendo “La verdadera historia de la muerte de Francisco Franco (1960) – Max Aub”

“Play La Marseillaise” scene, Casablanca (HD)

Rick (Humphrey Bogart) and Victor Laszlo (Paul Henreid) are upstairs in Rick’s office, with Laszlo offering to buy the letters of transit. Rick refuses, and in reply to Laszlo’s question as to why, Rick tells him to ask his wife. They then hear German officers singing Die Wacht am Rhein in the main room below. Rick and Laszlo go out on the balcony and look down at the Germans singing.

Bogart’s Nod in the Marseillaise Scene: A Physical Gesture in Casablanca. Richard Raskin
Victor Lazlo in incensed to see the occupying german officers sing Die Wacht am Rhein.
His facial expressions reminds me of at T-1000, I tell you.
Ivvone is sad, and probably drunk. The germans continue singing.
“Play la Marseillaise!”

If any moment in this film might be called a point of no return, this is it. Here, for the first time, in nodding his approval, Rick takes a stand against the representatives of the Third Reich, and places himself on the side of resistance. (..) When the stage has been properly set, the simplest physical gesture can be charged with meaning in a film. Bogart’s nod in the Marseillaise scene in Casablanca stands out as perhaps the most striking example of this important resource in cinematic storytelling, and one particularly deserving of a closer look.

Bogart’s Nod in the Marseillaise Scene: A Physical Gesture in Casablanca. Richard Raskin

One day, when Bogart appeared for shooting, Curtiz told him, ‘You’ve got an easy day today. Go on that balcony, look down and to the right, and nod. Then you can go home.’ ‘What am I nodding at?’ Bogart asked. ‘What’s my attitude?’ ‘Don’t ask so many questions!’ Curtiz replied. ‘Get up there and nod and then go home!’ Bogart did as he was told, and didn’t realize until long afterward that that nod had triggered the famous ‘Marseillaise’ scene, where Henreid leads the nightclub orchestra in drowning out some Germans who’d been singing ‘Die Wacht am Rhein.’ It’s a scene that, ever after thirty years, prickles the scalp and closes the throat, and for all Bogart knew he was nodding at a passing dog.

Nathaniel Benchley, “Here’s looking at you, kid,” Atlantic Monthly, February 1975, p. 44.
The band is nice enough to start playing nicely overlapping with the german song. Conveniently enough, La Marseillaise and Die Wacht am Rhein are on the same tone too.
The german officers are were singing “Die Wacht am Rhein“, btw.

The most wonderful thing about this scene is the reality of it. This movie was made in 1942 and the war was still raging. Almost all the extras used in this scene are real French refugees who escaped to the US. The girl playing the minor role of the character Yvonne shown crying is the famed French Actress Madeleine LeBeau, who was forced to flee Europe to the US with her Jewish Husband. Per interviews about this scene long after the movie it was said after the song finished and the people cheered there was not a dry eye on the set.  

Some YouTube comment
“…Égorger vos fils, vos compagnes!”
Isla Laszlo is not singing. You can tell what must be going in her head and heart.
“Vive la France!”
And here is the full scene. (Source: YouTube)

While writing this post I came across number 14 of “Point of View” magazine which was dedicated entirely to Casablanca. A website from December 2002, no less.

Manifiesto. Jara. Springsteen.

En 1988, cantamos para Amnistía Internacional en Mendoza, Argentina pero Chile estaba en nuestros corazones. Conocimos a muchas mujeres de desaparecidos y ellas venían con fotografías de sus seres queridos. Fue un momento que se queda conmigo para siempre. Si eres un musico politico Victor Jara sigue siendo una gran inspiración. Es un honor estar aquí y lo digo con humildad. Victor Jara Vive

Bruce Springsteen

Yo no canto por cantar
ni por tener buena voz,
canto porque la guitarra
tiene sentido y razón.Tiene corazón de tierra
y alas de palomita,
es como el agua bendita
santigua glorias y penas.Aquí se encajó mi canto
como dijera Violeta
guitarra trabajadora
con olor a primavera.Que no es guitarra de ricos
ni cosa que se parezca
mi canto es de los andamios
para alcanzar las estrellas,
que el canto tiene sentido
cuando palpita en las venas
del que morirá cantando
las verdades verdaderas
,
no las lisonjas fugaces
ni las famas extranjeras
sino el canto de una lonja
hasta el fondo de la tierra.Ahí donde llega todo
y donde todo comienza
canto que ha sido valiente
siempre será canción nueva.

Víctor Jara – Manifiesto

Estos que ves. Max Aub.

Estos que ves ahora deshechos, maltrechos, furiosos, aplanados, sin afeitar, sin lavar, cochinos, sucios, cansados, mordiéndose, hechos un asco, destrozados, son, sin embargo, no lo olvides nunca pase lo que pase, son lo mejor de España, los únicos que, de verdad, se han alzado, sin nada, con sus manos, contra el fascismo, contra los militares, contra los poderosos, por la sola justicia; cada uno a su modo, a su manera, como han podido, sin que les importara su comodidad, su familia, su dinero. Estos que ves, españoles rotos, derrotados, hacinados, heridos, soñolientos, medio muertos, esperanzados todavía en escapar, son, no lo olvides, lo mejor del mundo. No es hermoso. Pero es lo mejor del mundo. No lo olvides nunca, hijo, no lo olvides 

Max AubCampo de los Almendros (1968)
Valencia, 2019.

La Guerra Civil se acaba. Madrid ha caído o está a punto de caer. Los hombres vagan por los campos, confundidos, sin noticias, escondiéndose, mendigando agua y comida en los pueblos. Otros huyen en desbandada. La mayoría pretenden llegar a Valencia o a Alicante, donde se rumorea que hay barcos para llevarlos al exilio. 

Agencia Literario Camern Balcells

En Campo de Almendros se habla de los últimos días antes del fin de la guerra y de aquellos que intentaban huir de Alicante, entre ellos Juan Peset.

Peset Aleixandre, Epidemiólogo.

Juan Bautista Peset Aleixandre (Godella, 2 de julio de 1886 – Paterna, 24 de mayo de 1941)

Doctor en Química, Medicina y Derecho.

  • Nota experimental sobre varias sales nuevas de piridina (tesis doctoral en Medicina)
  • Nuevo método general para la determinación electro cuantitativa de los metales muy oxidables (tesis doctoral en Química)
  • Aplicación jurídica de las teorías modernas acerca de la responsabilidad criminal y su atenuación por causas psicológicas (tesis doctoral en Derecho)

Juan Bautista Peset Aleixandre (Godella, 2 de julio de 1886 – Paterna, 24 de mayo de 1941)1​ fue un médico, catedrático de universidad y político español. Rector de la Universidad de Valencia durante la Segunda República, presidió el partido de Izquierda Republicana en Valencia. Fue fusilado por las autoridades franquistas tras el final de la Guerra Civil.

Con apenas 22 años, era ya doctor en Medicina, Ciencias (sección Química) y Derecho, además de perito químico y mecánico. Sus excelentes calificaciones académicas le hicieron merecedor del diploma de Caballero de la Orden Civil de Alfonso XII. En 1908 fue pensionado por el gobierno español para que ampliara sus estudios en el extranjero. Estudió toxicología con Jules Ogier en París y medicina forense con Alphonse Bertillon. (..)

En 1910 obtuvo la cátedra de Medicina Legal y Toxicología en la Universidad de Sevilla y, al año siguiente, la dirección del laboratorio bacteriológico de la ciudad. Allí trabajó en la lucha contra la epidemia de tifus que en 1912 atacó la capital andaluza.

 Descubrió un tratamiento contra la meningitis purulenta, que resultó de una efectividad absoluta, y emprendió una campaña antitífica. Como responsable de salud pública del ayuntamiento de Valencia, dirigió campañas de vacunación para acabar con las epidemias. (..)

Durante la guerra, prosiguió sus labores humanitarias, ayudando asimismo a perseguidos por las milicias en la zona republicana, llegando a refugiar a gente en su propia casa. 

Asistió a la última sesión de las Cortes republicanas en Figueras el 1 de febrero de 1939, pasando la frontera francesa poco después. Sin embargo, volvió a la España republicana, tratando de mediar en el golpe de Estado del coronel Casado. Acompañó el presidente del gobierno de la República, el doctor Juan Negrín, y José Puche, rector de la Universidad de Valencia durante el resto de la guerra, hasta en el aeródromo de Elda cuando marcharon al exilio, pero se negó a acompañarlos, a pesar de la insistencia del Presidente.

Tras reunirse con sus hijos, que habían luchado en el bando republicano, intentó abandonar la península con su familia por el puerto de Alicante, que se había convertido la única posibilidad de fuga para los republicanos. Sin embargo, los barcos que habrían tenido que rescatar a los miles de personas que allí se reunieron no llegaron nunca y todos fueron hechos prisioneros por los soldados franquistas.

Fue sometido a dos consejos de guerra, en marzo de 1940. En el primero, por “auxilio a la rebelión“, ante la denuncia hecha por los médicos falangistas Francisco Marco Merenciano, Ángel Moreu González-Pola (que posteriormente llegó a catedrático de Oftalmología de la Universidad de Santiago) y Antonio Ortega Tena, fue condenado a muerte, recomendando sin embargo la propia sentencia la conmutación por una pena de reclusión de treinta años y un día.

Dos días después de emitirse, el delegado provincial de Sanidad José Rosa Meca —antiguo miembro de Renovación Española y presidente de Colegio de Odontólogos—5​ reclamó un nuevo juicio, enviándole al auditor de guerra el texto de una conferencia que Peset había impartido en 1937, en la que éste criticaba la sublevación calificándola de respuesta inadecuada de los que no habían aceptado que habían perdido las elecciones, logrando una segunda sentencia en la que no había ninguna recomendación de gracia. Inmediatamente un gran número de personas, entre ellas el arzobispo de Valencia, Prudencio Melo, pidieron a las autoridades la conmutación de la pena.

El 12 de mayo de 1941, el auditor de división, jefe de la asesoría del Ministerio del Ejército certificaba que el general Franco había dado el “enterado” de la sentencia. El 24 mayo de 1941, después del medio día, se le comunicó que había llegado la hora de cumplirse la sentencia, que fue ejecutada a las seis de la tarde en Paterna

Juan Bautista Peset Aleixandre – Wikipedia

Durante la Guerra Civil prosiguió sus labores humanitarias, ayudando asimismo a perseguidos por las milicias en la zona republicana, llegando a refugiar a gente en su propia casa, lo que fue expuesto durante el juicio pero de nada le sirvió.

Por la tarde del 24 de mayo de 1941, Peset fue fusilado, pero por la mañana aún había operado de una hernia a un preso en la cárcel

El enemigo de las pandemias que fue ejecutado por Franco – La Vanguardia

Entre los últimos ajusticiados figura el nombre de Juan Peset Aleixandre, catedrático de Medicina legal y exrector de la Universidad de Valencia. Otro alumno extraordinario, que acumulaba cinco carreras (doctor en Medicina, Ciencias y Derecho, y perito químico y mecánico), y que fue condenado por dos veces a muerte en un simulacro de consejo de guerra.

En su defensa, multitud de testimonios aseguraban que hizo lo posible por proteger vidas y edificios en la retaguardia republicana. No sirvió de mucho. A las seis de la mañana del 24 de mayo era fusilado contra el muro del cementerio de Paterna (Valencia). Más de dos mil personas fueron asesinadas allí. La muerte del rector Juan Peset ocurrió en 1941. La guerra, por aquellas fechas, llevaba dos años terminada.

El sabio, el tuerto y la esposa del diablo – La Vanguardia

El médico falangista Francisco Marco Merenciano, natural de Llíria, fue uno de los tres que denunció en 1939 con falsas acusaciones al doctor exrector de la Universitat de ValènciaJoan Batista Peset Aleixandre, de Godella. Le condenaron a muerte en un juicio irregular -como era habitual- por haber sido diputado del Frente Popular, pero consiguió el indulto a cambio de 30 años de prisión.

Los médicos fascistas no cesaron en su empeño de verlo muerto y presentaron una segunda denuncia. Esta vez, el tribunal militar lo condenó a muerte sin posibilidad de pedir el indulto. Después de estar encerrado en el campo de concentración de Portaceli, fue fusilado en el cementerio de Paterna el 24 de mayo de 1941.

El mejor homenaje a Peset Aleixandre – CTXT